El jardín de Blanca & Steve

Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Este jardín de algo más de 2.000m2 está situado en la Urbanización Monteclaro de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. El proyecto supuso una modificación total de la arquitectura exterior, implicando todos los elementos constructivos y de jardinería de la parcela. El proyecto implicó además 3 meses de trabajo de estudio y varios meses de obra.

El jardín

Se trata de un jardín de corte paisajista, que puede ser recorrido de diferentes maneras y puntos de vista. Aunque con cierto orden, el diseño del jardín busca la recreación naturalista del paisaje dentro de la parcela. De este modo, la parcela se salpica de distintas especies de árboles como las lagestroemias (Lagestroemia indica), los liquidambar (Liquidambar styraciflua) o los cerezos (Prunus cerasifera) japoneses de una forma a priori aleatoria, pero perfectamente estudiada para fomentar los distintos puntos de vista desde los espacios de estar y de recreo. Desde el salón, desde la cocina, desde la piscina o desde las habitaciones. Todos esos puntos de vista se han tenido en cuenta a la hora de planificar el jardín para tener un control absoluto de las sensaciones que sentirán los usuarios al hacer uso del espacio. 

El diseño del jardín, como en todos nuestros proyectos, busca conectar directamente la arquitectura y el entorno con las personas que lo habitan y lo viven. Conocer bien a la familia que va a disfrutar del jardín es vital en el proceso de diseño de nuestros jardines. En este caso se concibe el jardín como un espacio de ocio, pero también de conexión entre los distintos miembros de la familia integrando espacios de trabajo, meditación y recreo a lo largo de los recorridos.

A continuación os detallamos algunas de las zonas más representativas del jardín.

El bosque de esculturas

Entre unos grandes ejemplares de liquidambar (Liquidambar styraciflua) se propuso la instalación de una escultura de gran formato. Concebida únicamente para ese espacio y fabricada en acero cortén la pieza juega un papel fundamental en el jardín. Sin entrar en detalle en la concepción de la pieza, ésta forma un nexo de unión entre el jardín delantero y el jardín trasero de la vivienda y crea un efecto muy llamativo al permanecer oculta a simple vista entre los frondosos árboles. Durante el verano, el contraste del verde con el óxido no deja de sorprender a cualquier usuario, sin embargo es en otoño cuando las hojas de los liquidambar tornan rojas cuando la pieza adquiere la máxima relevancia en el jardín.

La piscina 

Desde un inicio nuestro equipo de diseño quiso mantener el formato y el tamaño de la piscina original, sin embargo se propuso una modificación en el acceso pues como ocurre con muchas piscinas antiguas, no contaba con una fácil entrada y salida del agua. Nuestro estudio propuso unas escaleras de ancho completo de la piscina, con peldaños amplios para funcionar a modo de gradas para sentarse, lo que implicó una modificación en el sistema hidráulico de impulsores y skimmers. 

También se realizó un cambio total del revestimiento interno del vaso. Dejamos atrás el masificado gresite para proponer una cerámica en tonos crema que continuaría además en todo el exterior de la piscina dando continuidad al diseño, tanto en paramentos verticales como en horizontales.  Nuestro equipo técnico aprovechó la actuación para proponer un sistema de impermeabilización nuevo en el vaso de la piscina y asegurar su correcto funcionamiento a largo plazo.

La arquitectura

El proyecto contó con una importante sinergia entre los equipos de interioristas y nuestro estudio de paisajismo. Nuestro equipo propuso una serie de mejoras en la arquitectura de la vivienda que difuminó enormemente la linea que en ocasiones separa la arquitectura interior y la exterior. Una de los elementos más llamativos fue la unificación de una pequeña vivienda de invitados que se encontraba ajena  a la arquitectura principal de la vivienda. Se propuso la eliminación de la cubierta a dos aguas de este módulo y la posterior integración a la vivienda por medio de una estructura de lamas de madera técnica similar a las que nos encontraremos posteriormente en las zonas de solarium y piscina. 

La zona de garaje exterior en la entrada principal de la parcela así como el cerramiento y los viales fueron también parte de nuestro proyecto de paisajismo.

La sostenibilidad

Toda la toma de decisiones en nuestros proyectos debe estar regida por los 3 pilares de nuestra filosofía y por lo tanto la sostenibilidad del espacio ha sido tenida en cuenta en cada toma de decisiones.

La elección de materiales de cercanía o un correcto aprovechamiento de los  transportes durante la obra ha dado como resultado un impacto mínimo en la huella de carbono de la obra. Además, nuestra propuesta ha reducido en un 60% la superficie de pradera de césped en el jardín lo que conllevará un consiguiente ahorro de agua.

 

 

-- Daniel Valera